Proa al 2014

Hoy es un viernes especial. Porque es el último viernes del año. 27 de diciembre. Estamos a pocos días de despedir el 2013.

Más allá de las corridas y el estrés propio que generan las fiestas y el fin de año en las sociedades como la nuestra, donde el tiempo se toma como un bien de consumo más; es una buena idea parar unos minutos y darnos la oportunidad de tomar la fecha como “mojón” y vernos a nosotros mismos con honestidad, para descubrir cómo vivimos el pasado año. Algo parecido a lo que se hace con la revisión técnica vehicular que piden en algunos lugares para los automóviles: llevar el auto una vez por año a revisarlo. Sin “juzgarlo”. Sólo ver si cada cosa se encuentra en las condiciones apropiadas o si, por ejemplo, los frenos no están funcionando bien. En ese caso, simplemente, se trata de ajustar, modificar o arreglar los frenos para seguir el camino con mayor tranquilidad y por lo tanto con más alegría… Así nosotros podemos hacer un balance de lo vivido sin juzgarnos, y no en los habituales términos de éxito o fracaso o de si ganamos o perdimos; sino más bien, con preguntas mucho más SIMPLES pero más PROFUNDAS, que nos invitarán a un lugar que no solemos frecuentar de nosotros mismos. Preguntas como:

  • ¿Dónde elegimos posar la mirada este año? ¿Qué parte del vaso “enfocamos”? ¿La parte medio llena o la medio vacía? Ambas son igualmente verdaderas, pero cada una nos plantea una vida completamente diferente.

  • ¿Qué conversaciones elegimos escuchar? Elegimos escuchar las críticas a otros y los comentarios destructivos o, en cambio, elegimos conversaciones que nos enriquezcan y nos ayuden a estar y ser mejores?

  • ¿Qué palabras decidimos pronunciar? ¿Dijimos todas las palabras agradables y cariñosas que necesitamos? ¿Planteamos con respeto lo que nos parecía incorrecto o elegimos quejarnos sin construir? Si algo nos molestó, ¿elegimos el enojo, la bronca, la pelea o ensayamos el perdón y las ganas de aceptar y entender al otro?

  • En este año que está terminando, ¿Intentamos mejorar algo en nosotros mismos o en el mundo que habitamos? ¿Nos rendimos o nos excluimos de algo que sabíamos que nos correspondía hacer a nosotros y que era nuestra responsabilidad? ¿Profundizamos en algo que nos pareciera verdaderamente importante? ¿Nos conectamos con nuestro corazón para ver qué nos estaba pasando y para intentar ser nosotros mismos? ¿Cuántas veces hicimos lo que de verdad y sinceramente sentíamos? ¿Dimos todo el afecto que queríamos dar?

Y por último y más importante… en el 2013, ¿nos hicimos responsables y fuimos protagonistas de nuestra vida? ¿O creímos que la realidad y los demás eran los responsables de lo que nos pasaba?

Hacernos estas preguntas y cualquier otra que se nos ocurra para reflexionar desde este lugar, nos puede ayudar a ajustar lo que creamos necesario y así poner proa a un 2014 donde celebremos el regalo de la vida. Y ojalá nos respondamos a nosotros mismos como el gato Fellini lo hace ante la pregunta de Enriqueta (ambos maravillosos y entrañables personajes de historieta creados por Ricardo Siri – alias Liniers- ) ¿Qué traerá el año que viene?.:.. 365 oportunidades

Hagamos nuestra cada una de esas 365 oportunidades que, como todo en la vida, serán únicas e irrepetibles. Como lo fueron cada una de las que en un par de días, se estará llevando el 2013.


Ultimas Publicaciones 
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Success Consulting. Proudly created with Wix.com

  • Wix Facebook page
  • Twitter Classic