Hacia la autoliberación


“Yo libero a mis padres de la sensación de que han fallado conmigo... Yo libero a mis hijos de la necesidad de traer orgullo para mí, que puedan escribir sus propios caminos de acuerdo con sus corazones, que susurran todo el tiempo en sus oídos... Yo libero a mi pareja de la obligación de completarme. No me falta nada, aprendo con todos los seres todo el tiempo... Agradezco a mis abuelos y antepasados que se reunieron para que hoy respire la vida... Los libero de las fallas del pasado y de los deseos que no cumplieron, consciente de que hicieron lo mejor que pudieron para resolver sus situaciones dentro de la conciencia que tenían en aquel momento... Yo los honro, los amo y reconozco inocentes... Yo desnudo mi alma delante de sus ojos, por eso ellos saben que yo no escondo ni debo nada, más que ser fiel a mí misma y a mi propia existencia. Caminando con la sabiduría del corazón, soy consciente de que cumplo mi proyecto de vida. Libre de lealtades familiares invisibles y visibles que puedan perturbar mi paz y felicidad, que son mis únicas responsabilidades. Yo renuncio al papel de salvador, de ser aquel que une o cumple las expectativas de los demás... Aprendiendo a través y sólo a través, del amor... Bendigo mi esencia, mi manera de expresar, aunque alguien no pueda comprenderme. Yo me entiendo a mí misma, porque sólo yo viví y experimenté mi historia. Porque me conozco. Sé quién soy, lo que siento, lo que hago y por qué lo hago. Me respeto y me apruebo. Yo honro la Divinidad en mí y en ti... Somos libres”.

Leo este maravilloso texto en el muro de Facebook de mi colega Teresa Cleris –Fundadora y directora de Psicoactualidad-. Atribuido a una antigua bendición Náhuatl de la región central de México, despertó en mi el deseo de compartirlo porque entiendo que resume el camino de liberación necesario para hacernos cargo y responsables de la vida. Como adultos, reconocernos protagonistas del presente. Dejar de “victimizarnos” con el pasado justificando lo que no hacemos hoy. Reconocer que nuestros hijos vienen a vivir sus vidas y no programarlos a futuro a través de nuestras expectativas. Construir nuestro presente sin atribuir a nadie la capacidad de hacernos felices o infelices. Ocuparnos de ser personas con las que nos de gusto estar, honrando la vida que habita en nosotros. Este trabajo, que puede resumir el tránsito y evolución hacia la adultez y hacia sentirnos dueños y partícipes de nuestra propia vida, se sintetiza desde mi perspectiva en las conocidas palabras atribuidas al teólogo y filósofo Reihold Niebuhr “Señor, concédeme serenidad para aceptar todo aquello que no puedo cambiar, fortaleza para cambiar lo que soy capaz de cambiar y sabiduría para entender la diferencia”.

Poniendo la intención en abrirnos a esta posibilidad de transformarnos, la vida comienza a tener sentido en si misma, haciendo de nuestra cotidianeidad la mejor escuela de vida para la autoliberación interior.


Ultimas Publicaciones 
Archive
Search By Tags
No hay tags aún.
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square

© 2023 by Success Consulting. Proudly created with Wix.com

  • Wix Facebook page
  • Twitter Classic